Parròquia Sant Vicent Màrtir de Benimàmet


Homilía VI de Pascua-B

Amigos fuertes de Dios

VER:

Hay palabras que, por mucho que se explique su significado, hace falta vivirlas para entenderlas. Y una de esas palabras es “amigo”. La definición de amigo es “una persona con quien se tiene una relación de afecto desinteresado, que nace y se fortalece con el trato”, pero sabemos que esta definición, por muy correcta que sea, no contiene todo lo que es y supone ser amigo de alguien, porque la amistad está hecha de múltiples sentimientos, palabras, silencios, experiencias… que, en su conjunto, nos hacen tener la certeza de que alguien es nuestro amigo y de que nosotros somos amigos de alguien. Y por eso entendemos perfectamente lo que dice el libro del Eclesiástico 6, 14: Un amigo fiel es un refugio seguro, y quien lo encuentra ha encontrado un tesoro. Sigue leyendo


Santa Cruz

Un año más se adornó la Santa Cruz con las flores que nos recuerda la Resurrección de Jesucristo que ha vencido a la cruz y a la muerte.  Y se bendijo el término de Benimámet.


Homilía V de Pascua-B

Poda de invierno

VER:

Aunque muchos no vivamos en un ambiente rural, hay términos agrícolas que nos resultan familiares, y uno de ellos es el de la poda, que consiste en cortar las ramas superfluas de los árboles, vides y otras plantas. La poda puede realizarse con varios fines: eliminar la vegetación sobrante, quitar las ramas dañadas, facilitar el crecimiento, aumentar los frutos… y en general se recomienda que la poda se realice durante el otoño o el invierno, ya que así se estimula el desarrollo del árbol al llegar la primavera. Pero no sólo en agricultura: la palabra podar también se emplea cuando nos referimos a eliminar de algo ciertas partes o aspectos por considerarlos innecesarios o negativos. Sigue leyendo


Homilía IV de Pascua-B

Que quede bien claro

VER:

Una tentación que tenemos es “ponernos medallas”, es decir, atribuirnos hechos, acciones, palabras… que no son nuestras ni nos corresponden, pero que nos hacen quedar bien ante los demás. Esto es algo que hacemos pero que, a la vez, nos provoca rechazo cuando otros se atribuyen méritos que son nuestros. Por eso en ocasiones queremos que quede bien claro lo que nosotros hemos hecho o dicho, para que no haya lugar a dudas o confusiones. Sigue leyendo


Homilía III de Pascua-B

“Dios (no) ha muerto”

VER:

El filósofo Friedrich Nietzsche publicó en 1882 su obra “La gaya ciencia”, una de cuyas frases más conocidas es: “Dios ha muerto. Sigue muerto. Y nosotros lo hemos matado”. El autor recoge una corriente de pensamiento que ya se había ido gestando desde tiempo atrás y que desemboca en el nihilismo: Dios había ido dejando de ser el fundamento de la moral y de los principios que rigen la vida humana. “Dios ha muerto” porque ya no es la base que da sentido al mundo y a la existencia, y los seres humanos ahora son “libres” para vivir sin esa referencia al “más allá” y ser ellos mismos quienes establezcan los valores y el sentido de la existencia. Desde entonces, esta idea ha continuado presente, considerando la religión como algo anacrónico o una forma de no querer afrontar la desesperación que provoca la dura realidad del vacío existencial. Sigue leyendo


Retito

El jueves 15, tendremos, después de la Eucaristía, el RETIRO: Lo mismo que necesitamos ejercitarnos tanto intelectual como físicamente, y lo vemos normal y lógico, lo debemos de hacer espiritualmente. El tiempo para hacer Ejercicios Espirituales es mucho más prolongado, y muchas veces creemos que no tenemos tiempo. Por eso para facilitar las cosas, una vez al mes, en la Comunidad Parroquial, desde hace ya 8 años los venimos haciendo. En este Ciclo Pastoral continuaremos centrándonos en los “Encuentros con el Señor”. Este jueves meditaremos MARÍA MAGDALENA: “La llamó por su nombre”. No dejes de ejercitarte espiritualmente, lo necesitas. El Señor te espera.

Descargar homilía


Homilía Sant Vicent Ferrer – B

¡Que se acaba el mundo!

VER:

Cuando, en marzo de 2020, se inició el confinamiento prácticamente a nivel mundial, en redes sociales, foros, etc. hubo muchos mensajes expresando ideas como “vamos a morir todos”, “esto es el fin, la naturaleza ya no podía aguantar más”, “el desastre era inevitable”… Desde entonces, y a la vista de que las cosas no vuelven a su cauce con la rapidez que desearíamos, no faltan quienes expresan su certeza de que se acaba el mundo, que sólo es cuestión de tiempo que todo explote. Pero, al igual que ocurrió en la Edad Media ante la llegada del año 1000, y también al iniciarse el año 2000, esos augurios milenaristas y catastrofistas no se han cumplido. Sigue leyendo