Parròquia Sant Vicent Màrtir de Benimàmet


Homilía XIX del TO-A

Como el abanico

19 TO-A

VER:

Estamos en pleno mes de agosto, en los días más cálidos del año, y todos sabemos lo que supone tener que salir a la calle para realizar cualquier gestión, más aún este año al tener que llevar la mascarilla. Para no sufrir el calor, nos gustaría poder estar en sitios con aire acondicionado, pero no siempre es posible, y entonces agradecemos que nos llegue una ráfaga de aire que nos alivie. Pero como a menudo no sopla viento, muchas personas van provistas de abanicos. Básicamente el abanico es un instrumento muy simple: un conjunto de varillas articuladas, unidas por un papel o tela, que se despliegan en semicírculo. Y tampoco requiere grandes conocimientos para utilizarlo: es suficiente con un ligero movimiento de la muñeca. Es muy simple pero efectivo para combatir el calor y, como se puede llevar fácilmente, se ha convertido para muchos en algo imprescindible. Sigue leyendo


Homilía XVIII del TO-A

¡Al grano!

18 TO-A

VER: Algo muy común entre representantes políticos de cualquier tendencia, pero también en otras áreas, es la aparente incapacidad que tienen algunas personas para hablar con claridad y concisión sobre cualquier tema. Ante preguntas simples, se pierden en divagaciones, palabras altisonantes, circunloquios… que nos suenan a “más de lo mismo” y acaban provocando hartazgo y que se deje de prestar atención a lo que están diciendo, porque como ya dijo en 1975 el Papa San Pablo VI en “Evangelii nuntiandi” 42: “el hombre moderno, hastiado de discursos, se muestra con frecuencia cansado de escuchar y, lo que es peor, inmunizado contra las palabras”. A estas personas dan ganas de decirles: “¡Al grano!”, que es una expresión utilizada para ir sin rodeos a lo fundamental de un asunto. Sigue leyendo


Homilía del XVII del TO-A

Vender para comparar

17-to-a

VER: En un canal de televisión emiten un programa titulado “Vender para comprar”. En él, dos expertos que se dedican al negocio inmobiliario ayudan a unos propietarios a encontrar “su vivienda soñada”. Pero esa “vivienda soñada” normalmente queda fuera de sus posibilidades económicas, por lo que estos hermanos les aconsejan reformar su vivienda actual para poder venderla en mejores condiciones económicas y entonces poder comprar la vivienda que desean. En otros muchos casos de nuestra vida se produce esta situación, que la sabiduría popular recoge en un refrán: “El que algo quiere, algo le cuesta”, sobre todo cuando ese “algo” es muy importante. Sigue leyendo


Homilía XVI del TO-A

Justos, no justicieros

VER: En la serie “Por muchas razones”, en el último capítulo, uno de los actores dice esta frase: “Al final los malos ganamos a los buenos”. Mucha gente haría suya esta afirmación: ya sea en las pequeñas cosas de cada día como en los grandes temas mundiales, una constante es que quienes van a la suya, no piensan en los demás, se saltan las leyes, defraudan… acaban saliéndose con la suya, mientras que las personas que intentan hacer las cosas correctamente lo pasan peor y parece que su trabajo y esfuerzo resulta inútil o cae en el vacío. Esta experiencia puede provocar que algunas personas se harten y acaben tomándose la justicia por su mano, con graves consecuencias. Sigue leyendo


Homilía XV del TO-A

¿Para qué?

15 TO-A

 Descargar homilía
Descargar Estudio de Evangelio

VER:

Al finalizar el confinamiento, al reabrir los templos, una de las medidas de seguridad que debíamos adoptar era asegurar una distancia de dos metros entre personas. Con este fin, señalé en los bancos los lugares donde las personas se debían sentar para guardar esa distancia. Una persona se sentó en un lugar no señalado y, cuando le dije que sólo se podía sentar donde estaba la señal, me respondió: “Si eso no sirve de nada, fuera la gente hace lo que quiere”. Le respondí que fuera del templo hicieran lo que quisieran, pero nosotros en el templo no. Sin embargo, no pude evitar pensar que nosotros nos esforzábamos en hacer lo debido, pero ¿para qué? Porque en la calle, en las terrazas de los bares, en los parques… la mayoría de la gente hacía caso omiso de las medidas de seguridad. Sigue leyendo


Homilía XIV del TO-A

Descansar trabajando

14 TO-A

 Descargar homilía

Descargar Estudio de Evangelio

VER:

La gran mayoría de nosotros, en los últimos meses, hemos sentido cansancio y agobio. Por supuesto, quienes desde distintos ámbitos han estado y continúan estando en primera línea de lucha y trabajo contra el coronavirus y sus consecuencias. Pero también quienes formamos el conjunto de la población, sobre todo con el transcurrir de las semanas, hemos sentido cansancio y agobio en diferentes grados al tener que afrontar cada día con sus dificultades, preocupaciones… Muchos, en algún momento, aunque no lo hayamos expresado públicamente, hemos deseado encontrar un “refugio” donde poder sentirnos seguros, “a salvo” y poder descansar, pero la realidad nos muestra que ese refugio no lo vamos a encontrar. Y el cansancio y agobio aumentan. Sigue leyendo


Homilía XIII del TO-A

Algo tan simple

13 TO-A

 Descargar homilía

Descargar Estudio de Evangelio

VER:

Cuando el confinamiento empezó a extenderse a la mayor parte de los países, entre las muchas frases más o menos ingeniosas que circulaban por los medios de comunicación, hubo una que me llamó la atención: “Es la primera vez en la Historia que puedes contribuir a salvar el mundo simplemente quedándote sentado en un sillón, viendo la tele y con una cerveza en la mano”. Y es verdad: algo tan simple como quedarse en casa era uno de los principales medios para frenar los contagios y contribuir a mejorar la situación global. Pero a pesar de ello, hubo muchas personas que algo tan simple pero necesario para contribuir a salvar el mundo les suponía un “esfuerzo” tan grande que buscaron cualquier excusa para saltarse el confinamiento, poniendo en peligro a los demás. Sigue leyendo


Homilía XII del TO-A

Que no nos maten el alma

12 TO-A

 Descargar homilía

Descargar Estudio del Evangelio

VER:

Durante el tiempo de confinamiento, y en este proceso de desescalada, muchas personas hemos temido contagiarnos del coronavirus. Pero también, además, muchos han experimentado un sentimiento, mezcla de miedo, desesperanza, impotencia… Estas personas guardaban las apariencias, pero los mensajes del tipo “todo irá bien” les sonaban a cuento y, al sufrir la actitud egoísta e irresponsable de tantas personas al iniciarse la desescalada, se preguntaban para qué ser prudentes y guardar las normas, los horarios… si el resto hacía lo que le daba la gana y “no pasa nada”. Todo esto ha ido haciendo mella en ellos hasta desembocar en un estado de ánimo triste y apático, que les hace más difícil aún afrontar los retos que cada día nos presenta. Sigue leyendo


Homilía del Corpus-A

Lo que más hemos echado de menos

Corpus A

 Descargar homilía

Descargar Estudio del Evangelio

VER:

Durante el confinamiento, en un programa radiofónico preguntaron a la audiencia: “¿Qué es lo que más echas de menos esos días?” Las respuestas fueron bastante coincidentes: ver a la familia y amigos, ir a un bar o restaurante, ir de compras, la peluquería, cine y otros espectáculos, hacer deporte, viajar… Todo lo que se echaba de menos son cosas normales, a las que antes no se les daba quizá mucha importancia dando por supuesto que las podríamos realizar cuando quisiéramos; por eso, el hecho de vernos privados de ellas ha supuesto que se valoren mucho más que antes. Sigue leyendo


Homilía Santísima Trinidad-A

Unidos

Trinidad-A

Descargar homilía

Descargar Estudio de Evangelio

VER:

En la campaña contra el coronavirus, el Ministerio de Sanidad lanzó el lema: “Este virus lo paramos unidos”, para destacar la responsabilidad que todos tenemos para detenerlo: con una serie de acciones, muy simples, que cada uno podemos realizar, como lavarnos las manos, quedarnos en casa y salir sólo lo imprescindible, teletrabajar si es posible, hacer caso a los profesionales sanitarios… es suficiente para parar el contagio. Muchas de estas acciones no resultan visibles para el resto de la gente, pero si cada uno las hacemos desde el anonimato, se va a notar positivamente en el conjunto de la lucha contra el coronavirus. Sigue leyendo